NOVEDADES
COMBUSTIBLE / LA FALTA DE GASOIL PONE LAS BASES PARA UNA PROTESTA NACIONAL DEL AUTOTRANSPORTE DE CARGA. SOBREVUELA EL DESABASTECIMIENTO EN LAS GÓNDOLAS.

noticias

En los pueblos del Interior, se constatan largas colas de camiones cargados con granos y mercancías a la vera de estaciones sin combustible para abastecerlos. Mucho gasoil se adquiere con sobreprecios abonados fuera de las facturas, por un valor que alcanza los $180 a $190 por litro de gasoil. Esto motiva un paro formal de camiones y hay amenazas de hacerlo masivo en todo el país. 

Entre los privados, se teme que este escenario empeore en las próximas semanas ante la falta de respuestas de las refinadoras. También que crezca el conflicto, ya no por el aumento en el precio del gasoil, sino por la falta del mismo. Allí muchas empresas evalúan un desabastecimiento en las góndolas. En tanto desde el gobierno nacional, no han dicho nada al respecto.

Desde el fin de semana, los camioneros –principalmente los que transportan granos- pararon sus vehículos aún con carga por la imposibilidad de abonar en el Interior un gasoil a valores de entre $170 a $190 por litro. Además surgía el pedido de pagar hasta un 35% del precio por fuera de la factura. La indignación creció con el correr de las horas entre los camioneros que amenazaron con cruzar sus camiones sobre las rutas e impedir el tránsito en muchas localidades. También aumentó el entrecruzamiento de mensajes por whatsapp con amenazas ya que los números no le dan al camionero.

Es claro que faltante de combustible pese a las promesas de las petroleras. Esto genera tensión en el transporte de granos e incluso entre los que cosechan. Ya muchos autoconvocados llamaron a cortar rutas y hacer piquetes sobre la 33 (que corre desde Bahía Blanca a Rosario), la 50 (que une Rosario con Mar del Plata), la 65 (que pasa por el centro bonaerense), y alientan la realización de piquetes en lugares como América y Vedia (Buenos Aires), Teodelina (Santa Fe), Vicuña Mackenna (Córdoba), donde el gasoil se ofrecía entre $170 y 190, entre otros.

Un sin fin de estaciones solo trabajan medio día, y se pasan otro día esperando el camión cisterna. Mientras tanto tienen en espera a colas de camiones cargados con granos y mercadería esperando combustible para continuar su camino. En las estaciones de servicio de las zonas más afectadas admiten ante los camioneros que la situación tiende a agravarse. Ante estos rumores, muchos son los que avizoran un conflicto serio ya no por el tema precio sino por la falta de gasoil para mover la carga. Muchos temen ser víctimas de la inseguridad.

Ante esta problemática y el reclamo camionero, la Federación de Transportadores Argentinos (FETRA), expresó que de no tener una solución, el próximo lunes 11 lanzará un paro por tiempo indeterminado con “manifestaciones en diferentes cruces de ruta, plantas de acopio y puertos graneleros”. La medida de fuerza se mantendrá, se indicó, “hasta lograr respuesta a problemáticas como la falta de actualización de la tarifa nacional para el flete de granos contemplando el precio real del gasoil”.

FETRA denuncia “abuso” y pide tarifas justas

A este reclamo realizado por FETRA se le suma “los conflictos generados por la negativa por parte de algunos dadores de carga, que ejercen abuso de su posición negándose a pagar una tarifa justa y razonable. La inseguridad en las inmediaciones portuarias y la falta de condiciones de infraestructura en distintos accesos a los puertos graneleros”.

Desde esta Federación se indicó que durante el fin de semana se constató “una dispersión de precios nunca visto: va desde los $125 a $146 por litro. También hay lugares donde se cobraba $180, con el pedido al transportista un monto en negro de $50 a $60 para echar el combustible. Es decir una boleta de $146 y el resto sin factura. No es generalizado, se da en lugares importantes como en el sur de Córdoba, Vicuña Mackenna, Ruiz Huidobro, y Huinca Renancó, Y en Provincia de Buenos Aires, en estaciones en América hasta Bahía Blanca”.

También Roberto Guarnieri, presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), confirmó que muchos camiones no pueden moverse en sus destinos de origen hasta los puertos por la imposibilidad de comprar gasoil: “desde hace dos semanas comenzó el faltante y se fue agudizando cuando está más firme la cosecha gruesa. Hoy no tenemos combustible para levantar la cosecha. Es una lástima pero así estamos hoy”.

“En muchos lugares del país no hay combustible. Yo soy de Cañuelas, aquí el abastecimiento es intermitente, hay camiones que deben hacer cola durante cuatro a seis horas esperando que llegue el camión tanque con más gasoil. Cuando se termina, hay que esperar más combustible. Esta semana es importante a la espera de medidas para saber qué rumbo tomamos”, aseguró Guarnieri.

En diálogo con iProfesional, Leandro Rosa, de la Primera Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Cargas (PATEAC), aseguró a este medio que en el Interior “son muchísimas localidades donde hay faltante de combustible, incluso en la Ciudad de Buenos Aires. La provisión de gasoil se da de forma intermitente. Toda estación despacha hasta que agota su provisión, y allí debe aguardar a recibir una cisterna. Así se producen quiebres en el aprovisionamiento de entre 12 a 24 horas”.

En plena cosecha gruesa, falta gasoil

La falta de gasoil a precios competitivos no solo afecta al camionero sino también a productores y contratistas agrícolas que no obtienen combustible para sus cosechadoras, ni tampoco neumáticos ni piezas para mantener en marcha sus equipos sin pagar sobreprecios.

Luis “Fredy” Simona, vicepresidente de la Federación Argentina de Contratistas de Maquinaria Agrícola (FACMA), lamentó el momento “muy complicado y delicado” que deben enfrentar los prestadores de servicios rurales, a partir de la provisión de equipos para cosechar granos como soja y maíz.

Al faltante de combustible para la maquinaria agrícola, también se le suma desde noviembre de 2021, la falta de neumáticos para cosechadoras, fertilizadoras y pulverizadoras, que gastan muchas cubiertas en los lotes y deben ser renovadas para continuar con las labores rurales. “No hay neumáticos y otros insumos importados. Si los conseguimos tenemos que pagar sobreprecios que debemos absorber”, aseguró el directivo.

“Falta gasoil en el campo, principalmente para el trabajo de las cosechadoras en el oeste de la provincia de Buenos Aires y también en el sur de Córdoba, donde se está levantando la soja de primera. Es tal como le sucede al transporte, sin embargo, el contratista no puede parar, está obligado a cumplir con el cliente que necesita trillar los granos. Y los proveedores que la tienen no los quieren vender por el precio de reposición. Por ello le aplican un sobreprecio”, aseguró Simone.

El directivo de FACMA reconoció que persisten actitudes “especulativas” dentro de los proveedores mayoristas de gasoil para atender la demanda del campo y también del autotransporte de carga. “El estacionero quiere cobrar precios muy altos ya que dicen que no saben cuánto deberán pagar por el combustible que repongan. Esto crea mucho malestar e incertidumbre a la vez”, aseguró.

“La situación se agrava día a día. Vemos un desinterés por solucionarlo desde el ámbito oficial. Veremos como continúa. El panorama es poco alentador, en el sector de los contratistas y productores, estamos atados de pies y manos, ya que hay que cumplir con la trilla.

Los camioneros autoconvocados también protestan

En todo el sur bonaerense, los camioneros que trabajan cargando granos en sus vehículos como cuentapropistas no esconden su malestar. En los últimos meses, las protestas se sucedieron en el arranque del año por la readecuación de la tarifa para trasladar los granos desde los campos a los silos o puertos. Luego también protestaron por las malas condiciones que tienen las rutas y playas de espera para entregar los granos. Allí realizaron piquetes en varios cruces de camino. Ahora a toda esta problemática se le suma la falta de gasoil.

En el área de Necochea y Quequén, Walter Valentini, camionero autoconvocado, explicó a iProfesional que “en los surtidores de la zona, el gasoil en efectivo se obtiene a valores de entre $120 a $125. Ahora con una orden del transporte con el que trabaja el camionero, las estaciones de servicio lo cobran de $135 a $140 por litro”.

“Como ya se habla de otro aumento, no sabemos a donde vamos a ir a parar, ya que la gran mayoría de los camioneros utilizan órdenes, ya que los cheques son a 60 a 90 días al momento de facturar la carga. Por eso no podemos pagar en efectivo y hay que recurrir a la empresa dadora de carga que son dan las órdenes de entrega de combustible. La verdad no sabemos cómo salimos de esta, se viene muy duro y cada vez estamos peor”, explicó Valentini.

También Juan Carlos Thouluc, camionero autoconvocado que opera en el puerto de Bahía Blanca, comentó que “vamos mucha disparidad en el valor del gasoil, también en el abastecimiento. En Bahía Blanca se paga entre $107 a $120, mientras que en otras zonas como América, Pehuajo o Carlos Casares, hay empresas proveedoras de gasoil cobran hasta $190 por litro”.

“Todo esto distorsiona las cosas y lo que hace es que no se pueda trabajar. Yo creo que la culpa es del estacionero que especula con el precio del gasoil, y también con el faltante. Al camionero le crea un inconveniente muy importante. Teníamos una tarifa que se aumentó en febrero y un mes más tarde hablamos que el gasoil aumentó en algunas estaciones de servicio hasta un 50%. Esperamos que se produzca la intervención del Ministerio de Transporte de la Nación”, explicó Thouluc.

FUENTE: https://www.iprofesional.com/

Noticias relacionadas

noticias

NACIONALES / RESTRICCIÓN A CIRCULAR PARA CAMIONES POR EL FIN DE SEMANA LARGO

noticias

FADEEAC / ACLARACIONES SOBRE ACUERDO PARITARIO

noticias

BUENOS AIRES / EL GOBIERNO BONAERENSE AVANZA CON LOS CONTROLES EN EL PESO DE LA CARGA DE LOS CAMIONES