POLÍTICA / SE APROBÓ LA NUEVA LEY DE BIOCOMBUSTIBLES: QUÉ DIJERON LOS SENADORES CORDOBESES

El proyecto recibió 43 votos a favor y 19 en contra. Martínez y Rodríguez Machado denunciaron una intencionalidad política contra Córdoba. Qué respondió Caserio.

Con 43 votos afirmativos y 19 negativos, el Senado puso punto final a una extensa discusión y convirtió en ley, pasada la medianoche, el nuevo régimen de los biocombustibles, que rebaja del 10% al 5% el corte del biodiesel en el gasoil y mantiene en el 12% el del bioetanol en la nafta.

El oficialismo contó con el apoyo extra de tres senadores radicales provenientes de provincias azucareras, la tucumana Silvia Elías de Pérez y los jujeños Mario Fiad y Silvia Giacoppo. El proyecto aprobado le da un trato preferencial al bioetanol de caña, con un corte fijo del 6% en la mezcla.

También acompañaron al Frente de Todos dos habituales aliados, el rionegrino Alberto Weretilneck y la misionera Magdalena Solari Quintana.

Los votos en contra fueron del grueso de Juntos por el Cambio (incluida la reemplazante del fallecido Carlos Reutemann, Alejandra Vucasovich, que se integró a ese interbloque), sumados a la neuquina Lucila Crexell y la riojana Clara Vega.

CRUCES ENTRE CORDOBESES

Los dos cordobeses de Juntos por el Cambio, Ernesto Martínez y Laura Rodríguez Machado, fueron muy críticos con la iniciativa y denunciaron que esconde una intencionalidad política del Gobierno contra la provincia.

Martínez advirtió que “lo que hizo el Frente de Todos fue “ponerle el pie encima a la provincia de Córdoba para no dejarla trabajar y regularle sus actividades productivas según se le ocurra al Poder Ejecutivo nacional, para que su peso relativo en la economía del país, paulatinamente, decaiga”.

El cordobés sostuvo que, mientras las provincias azucareras se beneficiarán con la ley y las petroleras mantienen la explotación, “va al muere la provincia de Córdoba y la región Centro con un castigo absolutamente injusto que pasa por fijar topes a la producción de biodiésel y, en especial, el derivado del maíz y de la soja”.

“En definitiva, se ahoga la producción de la mayor generadora de cereales hoy del país, la provincia de Córdoba”, remató Martínez.

Más temprano, Rodríguez Machado fue terminante: “Cuando levanten la mano o aprieten el botón para sancionar esta ley, Córdoba va a estar de luto.”.

La legisladora citó un informe de la Bolsa de Comercio de Córdoba que establece que “desde febrero de 2020 a abril de 2021 la pérdida fue de 2.544 empresas”, y añadió: “Tanto se asustan de los otros (por el gobierno de Mauricio Macri), pero escuchen los que ustedes generan”.

“Ahora, con esta ley, van a sumar las de biocombustibles. Y no se les mueve una pestaña. Porque dicen hermosuras sobre los biocombustibles cuando explican los fundamentos de la ley, pero paralelamente votan en contra de ellos cuando tienen que levantar la mano o apretar el botón”, enfatizó.

Rodríguez Machado cerró su discurso con un mensaje electoral: “Hay una última instancia: las elecciones de medio término. Yo les pido a los argentinos que recuerden quiénes levantaron la mano en contra del sector productivo del Centro. Y que cuando vuelvan a sus provincias a pedirles el voto, recuerden que votaron en contra de los intereses de las provincias que representan”.

Al cierre del debate, Carlos Caserio, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, recogió el guante y lamentó que se haya “cruzado lo electoral”.

“Qué enorme contradicción que nos digan que nosotros queremos destruir a Córdoba, cuando el expresidente Néstor Kirchner llevó adelante esta propuesta en 2006 y, además, la mantuvo 15 años”, retrucó el cordobés, y agregó que “en el único momento en que se tiró abajo, no se dio precio y no se contuvo al sector fue en el último gobierno”.

Caserio comentó que él, personalmente, se ocupó de mediar entre los sectores productivos de la provincia y el Gobierno nacional “para encontrar una solución” al tema del corte de bioetanol de maíz, que podrá bajarse del 6% al 3% si los precios de los commodities suben y disparan un aumento del combustible en el surtidor.

Según el senador, el acuerdo fue que “el sector productivo de Córdoba también hará su aporte” ya que “los empresarios aceptaron tener siempre el mismo precio” aunque suba el de los insumos.

“Los senadores de Córdoba y los míos tienen que quedarse tranquilos, porque no va a haber ninguna baja en el corte, porque así quedamos de acuerdo con el Gobierno nacional y con el secretario de Energía”, insistió Caserio, y concluyó: “Tengo la total tranquilidad de que el problema del bioetanol de maíz de mi provincia está solucionado”.

Fuente: https://www.lavoz.com.ar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *