CORONAVIRUS EN CÓRDOBA / AÚN HAY EMPRESAS QUE NO TERMINAN DE COMPLETAR LOS SUELDOS DE MARZO

Los sectores con más complicaciones son hotelería, gastronomía, metalúrgico, madera, logística y comercios chicos de varios rubros. Persiste la queja contra los bancos y crece la incertidumbre para afrontar los salarios de este mes, que deben liquidarse los primeros días de mayo.

Pasada la primera quincena de abril, quedan empresas en Córdoba que aún no pudieron pagar a sus trabajadores el sueldo correspondiente a marzo, por el efecto en la actividad económica del aislamiento social dispuesto para frenar el virus Covid-19.

Las más comprometidas están en los rubros hotelería, gastronomía, metalúrgica, logística y pequeños comercios. Pero en cada sector económico hay firmas con algún tipo de retraso salarial, según un relevamiento realizado por La Voz entre cámaras empresarias y sindicatos.

El panorama varía según el tipo de actividad y el impacto que tuvo en su sector la cuarentena.

Pero en todos crece la misma inquietud sobre de dónde saldrán los fondos para abonar los sueldos correspondientes a abril, en un contexto de ventas reducidas a su mínima expresión o negocios que en los primeros días de mayo habrán pasado un mes y medio con sus puertas cerradas.

Las más complicadas

Fernando Faraco, director ejecutivo de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Córdoba, aseguró que la gran mayoría de las firmas del sector “han tenido problemas para cancelar marzo, y lo han hecho abonando un porcentaje”.

Este es un segmento que se mantiene sin actividad y, si bien los restaurantes encontraron una salida a través del delivery, el envío a domicilio sólo aporta entre 10 y 20 por ciento de los ingresos habituales de estos negocios.

En tanto, el 90 por ciento de las firmas del rubro logístico no terminó de pagar marzo, según explica Rolando Pérez, gerente de la Cámara Empresaria del Autotransporte de Cargas de Córdoba (Cedac).

“Son muy pocas las empresas que lo han conseguido, sólo las que están trabajando de manera casi normal, como el transporte de leche. En el ámbito nacional, la Federación (de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas) ya le comunicó a (Hugo) Moyano que los sueldos de abril no se van a poder pagar”, agregó.

Igual de complicadas están las metalúrgicas y autopartistas, por la parálisis en las terminales automotrices. El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Rubén Urbano, subrayó que varias empresas no cubrieron los salarios de marzo, aduciendo situaciones de “fuerza mayor” o demoras en el crédito impulsado por el Gobierno nacional. Y da por descontado que habrá problemas para afrontar la primera quincena de abril.

Al respecto, el presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba, Eduardo Borri, señaló que entre 10 y 20 por ciento de las empresas “están teniendo dificultades para terminar de pagar”.

Esto se repite en el resto del sector productivo, según explica el titular de la Unión Industrial de Córdoba (UIC), Marcelo Urribarren.

“Hay firmas que no terminaron de pagar los sueldos o hicieron pagos a cuenta. La solución no es el préstamo, sino los subsidios a los salarios que están planteados a través del programa de asistencia de la Afip, pero que hay que ver cómo se ejecuta, porque todavía no se conoce que se haya dado alguno”, indicó el dirigente industrial.

Algo de retraso

Otros rubros, que presentan un mejor panorama, también tienen una porción de empresas sin terminar de liquidar el sueldo de marzo, como es el caso del comercio. “Casi en todos los sectores se terminó de abonar, la mayoría con créditos tomados en el Banco de Córdoba (Bancor), en el Nación y en otras entidades privadas, sólo hay retrasos en negocios de menos de 25 empleados”, explicó José Viale, presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba.

Y agregó: “El problema es cómo se van a pagar los salarios de abril; por eso estamos pidiendo al gremio avanzar en un acuerdo de crisis para los que permanecen cerrados, que permita abonar una parte del sueldo sin las cargas sociales”.

Un poco más comprometido estuvo el comercio del interior, donde muchas pymes pagaron los sueldos “en cuotas”, según indicó Ezequiel Cerezo, presidente de la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom).

En las concesionarias automotrices, el panorama es similar. “Entre el crédito y lo que tenía en caja, la mayoría ya terminó de pagar los sueldos. El problema se va a dar en mayo, porque ahora se puede abrir el área de posventa con un equipo de gente más reducido y entregando repuestos a domicilio, pero eso no va a recomponer la caja de los negocios”, aclararon fuentes del sector que pidieron reserva.

Sueldos completos

Lo sucedido en concesionarias fue corroborado por el secretario general del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), Antonio Quintana, quien, por otro lado, resaltó que las terminales automotrices cubrieron la totalidad de las obligaciones salariales, a pesar de tener cerrados sus portones.

Otro sector que terminó de cancelar marzo y la primera quincena de abril fueron las fábricas de maquinaria agrícola, que empezaron a sufrir quiebres de stock por la falta de actividad en el rubro agropartista, según explicó Borri.

También se pagaron los sueldos en la construcción y en los inmuebles. En el sector dedicado a la obra pública, “la situación será muy distinta en abril si no se llega a un acuerdo de reducción de jornales con el gremio”, opinó Luis Lumello, presidente de la delegación Córdoba de la Cámara Argentina de la Construcción.

Las desarrollistas, por su parte, tuvieron algún tipo de problema para pagar los salarios, pero lograron abonarlos, según aseguró el titular de la Cámara Empresarial de Desarrollistas Urbanos de Córdoba (Ceduc), Pablo Balián.

Por su parte, Agustín Tea Funes, al frente de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba (Cacic), dijo que por el momento no sufrieron problemas porque los alquileres todavía sostienen las estructuras, a pesar del poco apoyo del sector bancario.

Tanto desarrollistas como inmobiliarios se sumaron a las quejas de otros sectores sobre la imposibilidad de acceder al apoyo crediticio que debía llegar a través de las entidades financieras.

Según dijo Tea Funes, junto a una red de empresas pymes, preparan una nota para quejarse por el “incumplimiento” de los bancos que no entregan los créditos para pagos de salarios.

Exigencia de Afip: Sociedades jurídicas

Tendrán que identificar a todos sus beneficiarios.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), a través de la resolución 4.697/20, fijó ayer que las personas jurídicas (sociedades, asociaciones civiles, fundaciones y fondos comunes de inversión) deberán informar una vez al año quiénes son sus beneficiarios finales. Este régimen informativo, indicó, busca lograr un avance en materia de transparencia.

Gremios, entre lo que falta abonar y las dudas crecientes por abril

Los gremios industriales atravesaron marzo con las dificultades del inicio de la cuarentena que paralizó la actividad y trajo, en algunos casos, recorte de salarios y suspensiones.

Ahora, la preocupación de la mayoría es el panorama que se abre en abril como consecuencia de la casi nula producción en algunos rubros.

Los coletazos más fuertes quedaron en evidencia este mes en el sistema de transporte, donde ninguna de las empresas que cubre el esquema interurbano completó los salarios y en el que, por tal motivo, continúa una medida de la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (Aoita) por tiempo indeterminado.

El caso de los trabajadores de la madera es otra muestra. “No sé si llega al 30 por ciento de las empresas las que lograron cubrir el total de los sueldos (de marzo)”, estimó Néstor Peralta, secretario de la Organización de la Unión Obrera de la Industria Maderera.

“En general, las que no pagaron sueldo completo fueron unas cinco o seis empresas medianas”, señaló, por otro lado, Daniel Oviedo, secretario general del Sindicato de Obreros de la Industria del Vidrio y Afines (Soiva). En este sector, en el que hay suspensiones, los salarios de marzo fueron cubiertos hasta en un 80 por ciento, según el relevamiento sindical.

“El problema va a ser abril, más allá de que ahora nosotros acordamos hacia adelante el pago del 60 por ciento del sueldo no remunerativo”, añadió Oviedo.

En el sector de la construcción, la Uocra manifestó que “mucho menos del 10 por ciento de las empresas acordaron individualmente” otros plazos de pago, pero la mayoría cubrió marzo. Antes de la cuarentena, el gremio se había quejado por cesantías.

“Los compañeros fueron despedidos para que sacaran el fondo de cese laboral; de esa forma los trabajadores se encontraban con unos pesos y ellos (por las empresas) quedaban liberados de pagarles”, contó Néstor Chavarría, dirigente de Uocra.

Por su parte, Pablo Chacón, secretario general de la Asociación Gremial de Empleados de Comercio (Agec), afirmó que marzo se pagó completo, y puntualizó: “Lo que más nos preocupa es abril”. En este sector, salvo en venta de alimentos, han caído rubros como indumentaria, calzado y electrónica.

En la industria de la alimentación, Héctor Morcillo, referente gremial nacional, puntualizó el caso de empresas que trabajan con heladerías como las únicas de la rama que tuvieron inconvenientes. “Pero sé que vamos a tener problemas en abril con firmas de algunos productos”, anticipó.

FUENTE: LA VOZ DEL INTERIOR (CÓRDOBA) – POR DIEGO DÁVILA (Colaboraron Favio Ré y Juan Leyes).

Deja un comentario