ENTRE RÍOS / COOPERATIVA INSTALA EL PRIMER SURTIDOR PARA VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

“Queremos ser proveedoras de energía para el transporte eléctrico”, destacó Guillermo Farabello, titular de la Cooperativa Eléctrica de Gualeguaychú, que el jueves pasado inauguró la primera estación de carga eléctrica de todo el movimiento cooperativo. Las características de la obra.


El jueves pasado, la Cooperativa Eléctrica de Gualeguaychú (CEG) celebró la instalación de la primera estación de carga para automóviles eléctrico. Fue en la localidad homónima, durante el encuentro regional de Cooperativas de la Mesopotamia, donde participaron empresas de Misiones, Corrientes, Entre Ríos y de la federación nacional FACE.

“La inauguración de nuestra planta de carga creó mucho entusiasmo en el cooperativismo”, aseguró a surtidores.com.ar, Guillermo Farabello, presidente de la empresa, haciendo referencia a que esta iniciativa es la primera no sólo dentro del movimiento sino también de la Provincia de Entre Ríos.

Allí se instaló una columna Scame de dos tomas de 7 kW de potencia cada una. “Es un cargador en velocidad media”, precisó Roberto Stazzoni, Gerente técnico de Scame y uno de los responsables de la obra, ante la consulta de este portal.

Durante el evento se cargó un Nissan Leaf 100 por ciento eléctrico. Según el especialista, teniendo en cuenta las características de este surtidor y del vehículo, que tiene una batería de 40 kWh y una autonomía de 300 km, en poco más de 6 horas el rodado se carga completamente.

En cuanto a una Kangoo Z.E., uno de los vehículos eléctricos que más circula en Argentina, donde se han vendido aproximadamente unas 50 unidades, Stazzoni calculó que, teniendo en cuenta que esta camioneta posee una batería de 30 kWh y 200 kilómetros de autonomía, en 5 horas estaría totalmente cargada.

“Con este tipo de obras demostramos que las cooperativas queremos ser proveedoras de energía para el transporte eléctrico”, destacó Farabello.

Resaltó que no fue fácil empezar haciendo escuela en este recorrido, pero que “alguien tenía que comenzar en esta tarea y fuimos nosotros”. Paralelamente el Gobierno de Entre Ríos planea instalar surtidores eléctricos en Paraná, Victoria y Concepción del Uruguay, trazando una ruta eléctrica en la provincia.

El titular de la CEG reconoció que Argentina todavía está dando sus primeros pasos en materia de movilidad eléctrica, al punto que hoy día la compañía que administra el mercado eléctrico, CAMMESA, sigue sin tener identificado un precio de energía para la venta de electricidad a vehículos.

“Hasta que no haya una reglamentación no vamos a cobrar la energía de carga que se efectúen; pero esperaremos que se implemente una regulación en el corto plazo”, señaló Farabello, al tiempo que consideró que la movilidad eléctrica será un hecho tarde o temprano en Argentina.

Fuente: surtidores.com.ar

Deja un comentario